Seguimiento alondra ricotí

RESULTADOS DEL SEGUIMIENTO DE LAS POBLACIONES REPRODUCTORAS DE ALONDRA RICOTÍ (CHERSOPHILUS DUPONTI) EN LA PROVINCIA DE BURGOS (2008-2012) 

Foto: Víctor Salvador
Carlos Palma (1) y Urs Lüders (2)

RESUMEN: Durante el periodo 2008-2012 se han realizado seguimientos de las poblaciones de alondra ricotí (Chersophilus duponti) en los altos de Casanova y el páramo de Corcos (Burgos). Los resultados establecen que la población de Casanova se encuentra “casi segura extinta”, mientras que en Corcos la situación es más estable, pero con “tendencia negativa constatada”. La viabilidad de ambas se establece mediante distintos parámetros que, salvo las distancias de interconexión, resultan negativos.

Introducción y justificación

En el último decenio se ha avanzado sustancialmente en el conocimiento del tamaño de las poblaciones de alondra ricotí (Chersophilus duponti), biología reproductiva y de conservación, amén de otros aspectos relacionados con el uso y selección de hábitat, movimientos estacionales, metodología de censo, etc., no sólo en su área de distribución ibérica sino también de sus poblaciones norteafricanas (De Juana & Suárez, 2004 y Suárez, 2010). Este avance trajo consigo una nueva consideración para la especie en el Libro Rojo de las Aves de España (Garza et al., 2004), pasando de la categoría Rara, según el Libro Rojo de los Vertebrados de España (Blanco & González, 1992) a la de En Peligro, a tenor de su preocupante situación. Entre tanto, los recientes estudios realizados sobre sus poblaciones, tanto locales (Rivas & Moreno-Rueda, 2006) como globales (Suárez, 2010), han ido incorporando una nueva metodología de censo (Garza et al., 2010), a la vista de la sobreestima (Garza et al., 2003) que suponía el método más habitual utilizado hasta entonces, como era el transecto lineal con banda realizado globalmente en la península Ibérica (Garza & Suárez, 1990), o en nuestra propia provincia (Martínez, 1999).

En la provincia burgalesa, la información sobre la presencia de alondra ricotí (Román et al., 1996), su evolución histórica y el de su hábitat ha sido tratada en otros estudios (Palma, 2006). En este último, se pone también de manifiesto las carencias relativas al método empleado en los censos anteriores, salvo el del año 2006, además de proponer un seguimiento de la población utilizando otra metodología, y un estudio cartográfico más preciso de las superficies de hábitat favorable. En el presente trabajo, tratamos de corregir dichas deficiencias y exponemos los resultados habidos en el seguimiento realizado durante el periodo 2008-2012, comparándoles con registros anteriores.

Metodología

Teniendo en cuenta los escasos efectivos de alondra ricotí y la reducida superficie de las dos áreas donde está presente, el método de censo empleado ha sido el denominado censo de la población total (Garza et al., 2010) o conteo directo (Tellería, 1986). Éste ha consistido en el recorrido lineal de las parcelas seleccionadas de hábitat apropiado, anotando todos los cantos espontáneos, simultáneos y diferenciados, georeferenciándolos, en lo posible, con ayuda de GPS. Todas las visitas se han realizado, al menos, una hora antes del amanecer por un equipo de hasta tres personas y en fechas dispares, siempre en condiciones meteorológicas idóneas, excepto en Corcos en 2012 con una climatología regular, que van desde el 31 de marzo al 14 de mayo. En algún caso, exclusivamente en el área de Casanova, la falta absoluta de resultados positivos ha obligado a realizar más de una visita. El estudio de las superficies se ha realizado delimitando inicialmente in situ sus coordenadas con ayuda de GPS, para posteriormente, a través del visor SIGPAC, calcular sus dimensiones.

Resultados y discusión (área de los altos de Casanova)

La evolución de la superficie de hábitat favorable en esta área ya ha sido tratada en otros estudios (Palma, 2006), donde se deja constancia cómo la concentración parcelaria ha sido la causante principal de las roturaciones de la mayor parte de los eriales. En la actualidad dichas prácticas continúan, habiendo sido labrados en 2012 los rodales contiguos a los corrales del Tío Marcelo. También, la plantación forestal realizada en el área del Peñuco-Valdescoso, invalida ya prácticamente el hábitat de la ricotí. El resultado del bajón continuado de efectivos de alondra ricotí, en 2012 con ningún canto, muestra claramente esta transformación tan severa, hasta el punto que, según los criterios establecidos sobre las clases de tendencias para esta especie (Garza et al., 2010), se puede considerar a la especie como “casi segura extinta” (“datos precedentes mostraban la presencia de individuos durante el periodo de reproducción que no fueron detectados durante los muestreos realizados, y la superficie de hábitat favorable es insuficiente para albergar un población mínina de tres machos territoriales”). Atendiendo a los parámetros que establecen estos mismos autores (Suárez, 2010) para considerar la viabilidad de las poblaciones de alondra ricotí, prácticamente todos se muestran negativos para el caso de Casanova, como veremos a continuación. Tanto en la razón de sexos, estudiada en poblaciones cercanas a la aquí presentada, con proporciones de 0,61, lo que supone que de 4 machos, como había en Casanova en años anteriores, tan solo habría 2,5 hembras o parejas; como en la superficie mínima de hábitat, donde por debajo de superficies inferiores a las 80 ha resulta infrecuente (en Casanova máximo actual de 35 ha fragmentadas), no ocupando los fragmentos inferiores a 20 ha (en Casanova máximo 15 ha), estos parámetros muestran su inviabilidad. Tan sólo el hipotético grado de conexión con otras poblaciones más numerosas (a 25 km de Casanova 929 machos y a 50 km 986) se muestra positivo, pero teniendo en cuenta la prácticamente nula capacidad de carga (superficie de hábitat adecuado) que existe en Casanova, podemos aventurar que la colonización se antoja prácticamente imposible.

Resultados y discusión (área del páramo de Corcos)

La situación en el páramo de Corcos difiere en su evolución a la de Casanova. Los cambios en los usos del suelo en esta área han experimentado menos novedades, no obstante las repoblaciones forestales realizadas en el borde del páramo han mermado también la superficie de hábitat favorable. Como hecho importante, hay que destacar que la concentración parcelaria proyectada en esta zona ha incluido buena parte de los eriales (Ajares y Corrales de las Viñas), de tal manera que estos terrenos pasarán a ser de titularidad pública con el objetivo preciso de conservarlos para la alondra ricotí (B.O.C. y L. – Nº 175, de 11 de septiembre de 2009). Sin embargo, el área de Campejón y los Corrales de la Priora ya fueron concentrados anteriormente con distintos resultados, lo que genera incertidumbre sobre su futuro. Las gestiones realizadas con la administración autonómica durante todos estos años han tenido resultados parcialmente positivos y, en la actualidad, se ha solicitado también ampliar el hábitat como medida compensatoria del proyecto de concentración parcelaria. A pesar de estos avances, la viabilidad de esta población es muy complicada. Se ha reducido prácticamente a la mitad desde la década de los 90, con una tendencia negativa en los últimos cuatro años. Su mantenimiento precisa la inmediata incorporación de nueva superficie de hábitat favorable, ampliando, en lo posible, los eriales hacia el interior del páramo y extendiéndose éstos en orientación sur para así enlazar con Campejón y los Corrales de la Priora, evitando así el pernicioso efecto de la fragmentación actual. Analizando, al igual que en Casanova, los criterios estudiados por otros autores (Garza et al., 2010) para conocer su tendencia, a la población de Corcos le correspondería la categoría de “negativa constatada” (“datos anteriores indican un número mínimo de individuos observados mayor al obtenido durante el presente proyecto”). Los ratios establecidos por estos mismos para establecer la razón de sexos tampoco se muestran optimistas (8 machos por 5 hembras). En cuanto a la superficie mínima de los fragmentos, en Corcos se situarían ligeramente inferiores a las 80 ha consideradas (en Campejón 70 por 68 en Ajares), aunque la reducida distancia entre ambos (2 km en vuelo directo y 2,5 a peón, incluyendo el hábitat poco favorable en su interconexión con los Corrales de las Viñas), pudiera favorecer ciertos movimientos entre ambos, atendiendo también a los valores de dispersión estudiados por estos autores. El grado de conexión con otras poblaciones se reduce con respecto a Casanova (a 25 km de Corcos 136 machos y a 50 km 988), aún así se muestra positivo, teniendo en cuenta también su mayor capacidad de carga.

Agradecimientos
A Pedro Arratibel por su revisión del texto y acertados consejos; a José Luis Lobo por participar en el censo y por su estímulo; a los alcaldes de la Sequera de Haza, Moradillo de Roa, Hontangas y Valdezate por su buena disposición, y a Luisa Marañón Vicario por la traducción.

(1) C/Juan del Enzina, 38 09006 Burgos, carlospalmab@hotmail.com 
(2) C/El Patillas 3, 1º C, 09003 Burgos, lueders@natura-iberica.de

Ver tabla

BIBLIOGRAFIA
Blanco, J.C & González, J.L. (eds). 1992. Libro Rojo de los Vertebrados de España. ICONA. Madrid.

De Juana, E., Suárez, F. 2004. Dupont Lark (Chersophilus duponti). En J. Del Hoyo, A. Elliott y D. Christie (eds.). Handbook of the birds of the World, v. 9. Cotingas to Pipits and Waigtails. Pp. 496- 541. Linx Edicions. Barcelona.

Garza, V. y Suárez, F. 1990. Distribución, población y selección de hábitat de la alondra de Dupont (Chersophilus duponti) en la Península Ibérica. Ardeola, 37: 3-12.

Garza, V., Suárez, F. y Carriles, E. 2010. El censo actual: diseño y métodos de muestreo y estima de las poblaciones. En: F. Suárez (ed.). La alondra ricotí (Chersophilus duponti), pp. 177-194. Dirección General para la Biodiversidad . Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. Madrid.

Garza, V., Suárez, F. y Tella, J.L. 2004. Alondra Ricotí, Chersophilus duponti. En, A. Madroño, C. González y J.C. Atienza (Eds.) Libro Rojo de las Aves de España. Dirección General para la Biodiversidad-SEO/Birdlife. Madrid.

Garza, V., Traba, J. & Suárez, F. 2.003. Is the European population of Dupont´s lark Chersophilus duponti adequately estimated ?. Bird Study 50:309-311

Martínez, C. 1.999. Censo de la población de Alondra de Dupont Chersophilus duponti en Casanova y Páramo de Corcos (Burgos). Estudio realizado para el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Burgos, Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Castilla y León. (informe inédito).

Palma, C. 2006. Notas actualizadas sobre el estado de conservación de las áreas esteparias con vegetación natural de Casanova y Corcos (Burgos), y su incidencia en las poblaciones de alondra ricotí (Chersophilus duponti). En: González, D., Román, F., Fernández, R. y Lobo, J. L. 2006. Anuario Ornitológico de la provincia de Burgos. Volumen I. Caja de Burgos. Aula Medio Ambiente. Burgos.

Rivas, J. M. & Moreno-Rueda G. 2006. Censo detallado de la mayor población de Alondra Ricotí Chersophilus duponti del Sur de España. Revista Catalana d´ornitologia 22:27-29.

Román, J. 1.996. Alondra de Dupont, Chersophilus duponti. En: Román, J., F. Román, L.M. Ansola, C. Palma y R. Ventosa. Atlas de las Aves Nidificantes de la provincia de Burgos. Ed. Caja de Ahorros del Círculo Católico. Burgos.

Suárez, F. (ed.). 2010. La alondra ricotí (Chersophilus duponti). Dirección General para la Biodiversidad. Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. Madrid.

Tellería, J.L. 1986. Manual para el censo de los vertebrados terrestres. Ed. Raíces. Madrid.

No hay comentarios

Envía un comentario